Estupidez humana

La Ordenanza Municipal de Medidas para el Fomento y Garantía de la Convivencia Ciudadana en los Espacios Públicos de Sevilla que el Ayuntamiento aprobó allá por el 2008 en su artículo 33.3 establecía:

El ofrecimiento de lugar para aparcamiento en el espacio público a los conductores de vehículos con la intención de la obtención de un beneficio económico por personas no autorizadas, será considerado en todo caso forma coactiva de mendicidad “

El artículo 34 establece:

1. Cuando la infracción consista en el ofrecimiento de un lugar para aparcamiento por persona no autorizada, los agentesde la autoridad informarán, en primer lugar, a estas personas deque dichas prácticas están prohibidas por la presente Ordenanza. Si la persona persistiera en su actitud y no abandonara el lugar, se procederá a imponerle la sanción que corresponda.

Resumiendo que en Sevilla solo pueden ser ” gorrillas” las personas autorizadas

Pues bien,   en mi  barrio desde hace un año han venido proliferado un gran número de personas autorizadas a ofrecer aparcamiento,  todas ellas pertenecientes a una asociación llamada ARICD. El horario en el que estas personas ejerce su función “voluntaria” es de lunes a viernes en horario comercial, solo es posible librase de ellas los sábados y domingos días en los que, dicho sea de paso, suelen aparecer otras no autorizadas.

El paso del tiempo, el uniforme y la regularidad  ha hecho que poco a poco a esta gente se les vea como algo normal, incluso que muchos los vean como que ejercen un servicio público.  No es extraño ver a vecinos que les saludan, entablan conversaciones con ellos o les preguntan sobre las posibilidades de aparcamiento… Pero ha sido hoy cuando realmente me he sorprendido:

En la intersección de las calles Lope de Vega y Júpiter una señora a parado su coche, se ha bajado y le ha dado las llaves a uno de los “gorrillas autorizados”, este se ha metido en el coche y lo ha conducido hasta “supuestamente” un aparcamiento que se iba a quedar libre en la calle de al lado. Acto seguido el gorrilla ha vuelto y le ha devuelto las llaves y ha recibido su euro.

Me consta que esta practica de aparcar coches no es exclusiva de mi zona,  en los alrededores de Capitanía no es raro encontrar aparcacoches con manojos de llaves cual sereno, ordenado las plazas de aparcamiento como si de una parcela propia se tratara.

Entiendo que cada uno es libre de hacer lo que mejor le parezca, pero  después de darle muchas vueltas a la cabeza no logro comprender como alguien le puede dar las llaves de su coche tan alegremente a una persona que no conoce de nada, de la que no sabe ni su nombre, ni si tiene el carné de conducir en vigor.

Independientemente del riesgo de robo, parece ser que la gente no sabe que con la   nueva Ley de Tráfico  en caso de accidente, el titular incurriría en un delito contra la seguridad del tráfico como coautor del mismo y, si así lo determinan los jueces, podrían recibir la misma condena que el conductor participante en el siniestro.

No se si será la crisis o que el agua de la capital esta afectando a la gente lo que si es cierto que la estupidez humana es infinita.

Pisito para enchufados 154.000€

Quizás muchos os acordéis del parquecito cercano a mi casa en donde solía pasear Pancho y los niños jugaban. Pues bien, a pesar de las manifestaciones y quejas de los vecinos, y del intento de mejorar el parque, alguien del ayuntamiento decidió que esta era muy buena zona para que vivieran sus hijos.

Ahora unos meses después ya no hay parque,  ahora hay grúas y camiones. Los carteles informativos están tapados por las caracolas de la empresa constructora además de estar orientados de forma peculiar para evitar dar publicidad a la obra.

La promoción de 103 viviendas de VPO  con garaje y trastero del Campo de los Mártires va viento en popa, ya se realizó el sorteo y tiene su lista de adjudicatarios…

Lo que me llama la atención y la mayoría de gente no sabe es que, de esas 103 viviendas 10  tenían nombre y apellido mucho antes de empezar la obra, como se puede ver en el comunicado oficial de apertura de plazo para presentación de solicitudes.

10 familias  influyentes que querían vivir en mi barrio, que no han dudado en quitar un parque porque querían vivir  en un  pisito nuevo cerca de la estación de santa Justa, del Sato Sport y a dos pasos de una futura parada de metro.

Desde aquí quiero darles la bienvenida y la enhorabuena, además de informarles de que Pancho seguirá llendo a cagar a la puerta de sus casas.

Vuelvo a tener Sillín

Después de que un gracioso me birlara el sillín con tija incluida el pasado miércoles, vuelvo a poder sentarme en la bicicleta para ir al curro.  La broma me a costado 7,50 €  pero no sin antes darme un paseo por varias tiendas y talleres de bicicletas que con esto del carril bici estan proliferando como setas.

Es curioso como estos  talleres de bicicletas, transporte del futuro (como alguno lo denomina), están llenos de artistas deseosos de que se les deje  la bici en deposito mientras la reparan, sin haberte dado antes un presupuesto aproximado de la reparación.

Os invito a que os paseis por alguno, por ejemplo, de los que hay en Recaredo. Allí os deleitaran con asombrosas expliciones técnicas sobre el arte de la reparación de bicicletas, os haran sentir propietarios de asombrosas máquinas de ingenieria que merecen cuidados dignos de la estación espacial y donde el hecho de cambiar /poner un sillín es equiparable a un rectificado de motor.

Menos mal que algunos conocemos a Marroco y Labor y sus precios populares/reales

El carril ha traído muchas ventajas, pero también ha traído una nueva especie de Listo Sevillano

La Little Italy de Sevilla

En esto es lo que se ha convertido la sevillana plaza de la Alfalfa. En donde antes podías tomar una deliciosa tarta ahora no hay nada, donde antes había animales ahora hay niños, seudo bohemios y guiris saboreando tortillas congeladas en el Tino.

A todo esto hay que añadir, los “restaurantes” italianos que ahora florecen como setas en otoño. Hasta 5 pizzerías de diseño con masa de aficionado se pueden contar en las inmediaciones… (no digo nombres) que intentan quitar protagonismo a la Mia Tanna después de tantos años dando de comer.

En definitiva, una prolongación de la Alameda de creativos y “artistas”, que ya se encargaron de minar de restaurantes “indie” de paredes verdes.

Si alguno  dudaba de la razón por la que se mudaron los pájaros a los teleféricos de la EXPO, a día de hoy ya tiene su respuesta: No fue la gripe Aviar.

PD: Sevilla es la ciudad del listo.

Jungla urbana

Que el trafico en sevilla es caótico no se le escapa a nadie, sobre todo si a las nuevas restricciones de circulación que esta llevando a cabo el ayuntamiento  le añadimos el estilo de coducción del sevillano. Pero lo que se vive de lunes a viernes en la Avd. Manuel Siurot es una jungla urbana.

Por las mañana estan las consultas del Hospital  y de las clinicas de la zona. Los coches haciendo cola en las  entradas de los aparcamientos publicos ocupan los carriles de circulación, llegan perfectamente a los 5 o 6. Esperan, esperan, esperan… les da igual todo, pitidos y vallas indicativas de que el aparcamiento esta lleno.

Pero en mi opinión lo peor  se da a las 14:30 cuando salen los niñ@s del colegio  San Miguel de las Adoratrices.  Los coches se acumulan en doble sentido, coches y más coches… todos con  las luces de emergencia puestas y con los padres con cara de panfilos mirando a la puerta.

Esta gente bloquea, por que ellos lo valen, dos carriles de circulación, uno en cada sentido y hacen impracticable el tráfico en la zona. No termino de entender por qué, si esto se repite un día tras otro, el ayuntamiento no hace nada al respecto. Con la falta que hace el dinero a las arcas publicas ¿por qué no hay allí a diario una pareja de policias locales gastando boli?

Debo decir que antes yo me ponía en la piel de estos padres. Pensaba que les llenaba de ilusión ir a recoger a sus hijos pequeños a la salida del colegio…  pero cuando lo que sueles ver son a niños de 13 o mas  años con edad de coger el autobus  o ir bicicleta a casa, te das cuenta que algo falla.

Estos padres no van a recoger a los niños por gusto ni por amor de madre , van porque viven lejos.  Son gente de la periferia, de los pueblos dormitorio, de esas casas de ensueño que compraron a “5 minutos de Sevilla”. Gente que no sabe vivir sin coche, que lo mete en el zajuan de tu casa fuera necesario, quemados de carretera,  deboradores de kilometros, recurridores de multas… .conductores amargados.

Con este  tipo de conductores que  no hacen ningun bien a la circulación ¿ hay algo mas lícito que  no sea empapelarlos a multas ? a lo mejor asi desaparece la jungla urbana que es Sevilla