Euratom, (o lo que es lo mismo): porqué continuamos con la Energía nuclear.

La Comunidad Europea de la Energía Atómica o (EURATOM) es un tratado prácticamente sin reformas que se remonta a los 50

EURATOM se crea en Roma  el 25 de marzo de 1957, se crea junto  junto con el tratado que daba origen a la Comunidad Económica Europea (CEE) y es de adherencia obligatoria si se quiere pertenecer a ella.

La misión de dicho tratado es:

  • la expansión de la energía nuclear con fines, supuestamente, pacíficos;
  • tener competencias exclusivas en seguridad y protección sanitaria de la población –incluida a los trabajadores de las plantas nucleares;
  • garantizar el abastecimiento de combustible nuclear;
  • colaborar en expandir esta energía a terceros países;

Todo lo anterior es perfecto si un país  es pro-nuclear convencido, pero si no es así, (como es  el caso de Alemania que se esta planteando su política nuclear) la cosa se complica un poco porque el Tratado de Euratom sólo permite el abandono de dicho tratado, según el artículo 106.1, con una salida de la Unión Europea. O dicho de otro modo… que nos pueden expulsar del Euro, pero no de Euratom.

A continuación pongo  algunas de las ventajas del tratado:

A diferencia de otros tratados europeos que rigen a otras industrias específicas, como por ejemplo el de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero,  el tratado de Euratom tiene una duración ilimitada.

El tratado limita el poder de la Comisión Europea ya que esta no tiene competencias en política nuclear, por lo que la energía nuclear goza del privilegios para saltarse las reglas del mercado y el control democrático de las instituciones europeas.

Gracias al tratado de Euratom  la investigación en energía nuclear en Europa recibe decenas de veces más recursos que las energías renovables ( 2.500 millones de euros entre los años 2011 a 2013)

Resumiendo que el Tratado Euratom es un tratado desfasado que bajo  principios no democráticos impone el  fomento de una energía que se ha demostrado sucia y poco segura… una joya legislativa que nadie cambia.

Ála!  ahora a seguir criticando a las renovables…



2s comentarios

  1. Con todo lo malo que puedan tener y guste y no guste, hay que tener claras algunas cosas:

    1) Somos más de 6.000 millones de personas sobre el planeta. Esa es una presión poblacional extraordinaria, nunca vista en la Tierra y, sobre todo, alcanzada en un tiempo muy pequeño.

    2) Ese rápido incremento de humanos ha impedido a la Tierra adaptarse para soportar a esta especie animal y eso está teniendo un impacto que puede calificarse de negativo desde un punto de vista subjetivo medioambiental (desde un punto de vista objetivo, que la Tierra se contamine y los humanos se extingan se lo trae al fresco a la Naturaleza y al planeta).

    3) Que la cantidad de humanos actuales pueda sobrevivir en la Tierra sin prescindir de luz, agua y alimentos no es compatible ni con las Energías renovables, ni con los cultivos mal llamados ecológicos. Será mejor, subjetivamente, para el medio ambiente pero desde luego no para la supervivencia de los humanos con su nivel de vida actual.

    Prescindir de las energías renovables y de los pesticidas es muy bonito pero no deja de ser IDEALISTA

  2. y poco realista.

    No nos dejemos llevar sólo por la ecología, hagamos números ¿quién es el primero que quiere empezar a pagar un 40% más por la luz? Porque eso, a día de hoy es lo que cuestan de más las renovables… y los cultivos ecológicos.

    Seguro que todos los que llegamos justitos a fin de mes estamos dispuestos…

    Un saludo.

    (se envió antes de terminar…)

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *